miércoles, 18 de octubre de 2017

Escuela Agropecuaria: Una de las primeras formadoras de técnicos agropecuarios del país

La Escuela Agrícola de Concepción (EAC) es una de las primeras del país. Fue habilitada en 1931 y actualmente tiene 101 alumnos, entre ellos mujeres e indígenas. Recientemente fue beneficiada con una ayuda de la Embajada del Japón que invertirá 84.000 dólares en el lugar.



CONCEPCIÓN. La Escuela Agrícola de Concepción (EAC) se encuentra a seis kilómetros al noreste de esta capital del primer departamento. Ocupa un predio de 282 hectáreas, de los cuáles 70 hectáreas son aptas para la producción agrícola.

En la institución funcionan los tres cursos del Bachillerato Técnico Agropecuario (BTA). En las clases técnicas los estudiantes reciben instrucciones prácticas en fruticultura, silvicultura y producción de plantas en viveros.

Además, aprenden horticultura (en invernadero y producción tradicional), agricultura (producción de rubros de autoconsumo y de renta) y también cuentan con parcelas demostrativas.


Las clases de producción animal son divididas en ganado mayor y menor. En el área de ganado mayor crían bovinos para carne y producción de leche que son aprovechados para consumo en la institución.

En ganado menor tienen cerdos, cabras, ovejas, conejos y aves. Asimismo, crían caballos. Los alumnos trabajan en proyectos productivos que son supervisados por profesionales en cada área.

En el lugar funciona una panadería donde se producen los panificados para el consumo de los estudiantes.

El director de la EAC, ingeniero César Gauto Medina, explicó que los estudiantes provienen de los departamentos de San Pedro, Amambay y del Chaco. Un total de 10 mujeres y varios indígenas forman parte del alumnado.


Según dijo Gauto Medina, los jóvenes viven en régimen de internado en la institución, de lunes a viernes. Los que tienen sus viviendas cerca de Concepción retornan al terminar cada jornada y los que tienen sus hogares en puntos lejanos se quedan en la escuela.

Las actividades diarias se inician a las 05:00, cuando los alumnos se despiertan. Luego realizan limpieza de los dormitorios y de los baños, mientras otros se ocupan de preparar el desayuno que se sirve a las 06:00. A las 06:45 llevan a cabo la formación y después dos cursos van a las aulas y uno realiza las prácticas.

Proyectos


Dentro de los proyectos de la EAC es la parcela demostrativa de algodón, que lleva adelante el Instituto Paraguayo de Tecnología Agraria (IPTA) y el Ministerio Agricultura y Ganadería (MAG).

Por otro lado, la Embajada de Japón donará 84.000 dólares para la construcción de un pabellón para clases prácticas de biología, fitopatología, entomología, y otros. Contempla además un aula-taller con baños diferenciados y un invernadero modelo con sistema de riego a goteo y 3.000 metros de micro aspersores de riego.

Las obras comenzarán este año y el plazo de culminación es en marzo de 2018. Los recursos serán administrativos por la representación diplomática en nuestro país.

Las personas interesadas en estudiar en la institución pueden comunicarse al 0976 827-507.

Con historia

La construcción de la EAC se inició en 1931 y concluyó en 1933, en pleno desarrollo de la Guerra del Chaco (1932- 1935). Muchos alumnos que tenían la edad requerida para ir al frente de batalla abandonaron la institución y se alistaron para la contienda. Muchos prisioneros bolivianos fueron obligados a ayudar en la construcción de la escuela agropecuaria, nombre con el que comenzó a funcionar. Según datos, el poeta Emiliano R. Fernández visitaba constantemente el lugar e incluso dentro del predio se encuentra una naciente de agua que el artista menciona en dos canciones y actualmente se denomina “Ykua Emiliano”.

ABC

sábado, 22 de julio de 2017

El museo de Concepción, una opción turística

CONCEPCIÓN. Una excelente opción para visitar en esta ciudad es el Museo Municipal del Cuartel de la Villa Real, ubicado en pleno centro de Concepción. En el sitio se exhiben varias reliquias de la historia del Paraguay y es visitado por turistas y estudiantes durante todo el año.



Desde antes de ingresar al antiguo edificio se puede observar el carruaje que perteneció a Madame Lynch, que conserva las dos ruedas traseras con el sello del fabricante con la dirección y la inscripción “París”. Según datos históricos, la carreta data de 1864 y servía para transportar las pertenencias de la esposa del mariscal Francisco Solano López.



Otra de las atracciones es una ropa que pertenecía al sargento boliviano Enrique Bozo, quien cayó prisionero durante la Guerra del Chaco. Según una publicación de un diario de la época, la chaquetilla fue obsequiada por la firma estadounidense Standard Oil Company al ejército del vecino país.



En el museo también se pueden apreciar granadas de mortero que no explosionaron durante la Guerra del Chaco, instrumentos musicales antiguos, además de sables de la época de la Guerra de la Triple Alianza y varios otros objetos añosos, fotografías y retratos muy bien conservados. También en el lugar se pueden observar varias pinturas del artista ruso Vladimiro Kompanietz.

“Ahora que es vacaciones de invierno, igual los niños y jóvenes llegan al museo. En muchas ocasiones vienen familias enteras a ver lo que tenemos aquí. Los extranjeros que visitan la ciudad siempre pasan por aquí”, aseguró el encargado del lugar, Miguel Antonio Ibáñez.

El local histórico está ubicado sobre las calles Mariscal Estigarribia esquina Carlos Antonio López y fue un cuartel en la época colonial. La última restauración se realizó en 1998.

domingo, 12 de febrero de 2017

Arroyo Tagatiyá

El arroyo Tagatiyá nace en la serranía San Luis, al norte de la capital del primer departamento. Cruza por el nuevo distrito de San Alfredo y desemboca en el río Paraguay. En su trayecto se nutre de pequeños cursos de agua que tienen su naciente en los bosques de la zona.

Resultado de imagen para arroyo tagatiya

La transparencia de sus aguas, así como el color turquesa y en algunos sectores verdoso, son los que lo hacen muy bello y generan curiosidad de conocerlo. Cientos de personas aprovecharon las vacaciones, principalmente en enero, para disfrutar del arroyo. Era casi una “obligación” postear en las redes sociales una foto en el Tagatiyá.

Resultado de imagen para arroyo tagatiya

Los trabajos de mejoramiento de la ruta Concepción-Loreto-Paso Horqueta-Vallemí han permitido que se realicen los viajes de unos 85 kilómetros para apreciar el agua que corre entre piedras calizas. Según los datos, en el Paraguay no existe en ningún otro sitio un arroyo con las características del Tagatiyá.

El agua corre mayormente por terrenos privados abiertos al público, en algunos casos, desde hace varios años, pero que recién ahora empieza a contar con importantes cantidades de visitantes.

Resultado de imagen para arroyo tagatiya

Pero no todo fue lindo. También aparecieron los reclamos por la falta de conciencia de los visitantes. A través de las radioemisoras de la zona de Concepción hubo quejas de lugareños porque turistas dejaban basura de todo tipo en las orillas del arroyo y en el agua se podían encontrar hasta botellas. Estas prácticas despreciables ya acabaron con recursos turísticos naturales, como el caso del lago Ypacaraí; no se debe permitir que la inconsciencia termine por destruir otros, como el Tagatiyá.

Imagen relacionada

Es una tarea urgente para la Secretaría del Ambiente (Seam) y de la Secretaría Nacional de Turismo (Senatur) realizar trabajos serios y honestos para que el lugar se convierta definitivamente en un lugar con todas las condiciones para ser un punto turístico. También la Municipalidad de San Alfredo y la Gobernación de Concepción deben poner su parte para convertir a la zona como un lugar que pueda crecer con el ecoturismo.

ABC Color